Connect with us

CRÓNICAS

“Un paso pa’lante y otro pa’atrás” – Dr. José M. Saldaña

Published

on

Por: Dr. José M. Saldaña

Mientras la Universidad de Puerto Rico se encuentra al garete, la inepta Junta de Gobierno -que le tiene terror a hacer los cambios estructurales y académicos necesarios- ha iniciado la búsqueda en la institución de entre los actuales académicos, de algún pusilánime candidato a presidente en propiedad para nombrarlo de manera que se le instruya a seguir haciendo más de lo mismo.

Mientras esto ocurre, los Recintos se encuentran paralizados por los paros decretados por los estudiantes, a los que se han unido sectores de la facultad y empleados unionados en contra de la aprobación del proyecto de ley 1003 y el Plan de Ajuste de la Deuda que estipula una asignación de $500 millones a la UPR por los próximos 5 años, pero que estos sectores consideran insuficiente y pretenden que se cumpla con la Ley 2 de 1966, según enmendada, y se le otorgue la asignación presupuestaria a la UPR, según la fórmula del 9.36% del fondo general establecida en esta ley.

Mientras la presidenta interina de la UPR (el pasado jueves 21 de octubre) en entrevista de prensa manifestaba su apoyo al proyecto 1003, la Junta Universitaria dirigida por ella, compuesta por los rectores, representantes estudiantiles y claustrales y otros gerentes universitarios de los 11 Recintos, aprobó, en su reunión ordinaria del 20 de octubre, una resolución en la que manifiesta su oposición al Plan de Ajuste de la Deuda, ya que considera que la asignación de $500 millones incluida en el P. de la C. 1003 no son suficientes para mantener la operación regular de la institución y atenta contra la estabilidad y buen funcionamiento del proyecto académico y social de Puerto Rico. Parece que en la UPR no saben que Puerto Rico está en la quiebra más grande del mundo o si lo saben lo quieren obviar.

Al mismo tiempo que esto ocurría, el medio de comunicación Pulso Estudiantil (PE), informó que en asamblea estudiantil en el Recinto de Río Piedras se aprobó una moción exigiendo la renuncia a la presidenta interina de la UPR, Mayra Olavarría Cruz -quien más temprano había aprobado la medida 1003- y la moción también incluye la exigencia de renuncia al rector del recinto de Río Piedras, Luis Ferrao Delgado.

Hoy, aparece en los medios un comunicado de la presidenta interina,
 Mayra Olavarría Cruz, con el sello oficial de la Presidencia de la Universidad de Puerto Rico y la foto de ella que dice los siguiente:

          “No es cierto que yo apoye el P. de la C. 1003. Mi único interés es proteger y defender el presupuesto de la Universidad. Estoy enfocada en seguir trabajando para garantizar la estabilidad de

 Un pasito pa’lante y otro pa’atrás. ¡No hay babilla!

Esto me trae nuevamente a repetir lo que ya he señalado. Ahora que comienza un proceso de búsqueda de un presidente en propiedad para la UPR, es necesario llamar la atención de que, ante la actual crisis económica fiscal y el desprestigio institucional, se requiere como presidente a un ejecutivo de primer orden, un administrador valiente, de probada capacidad, prestigio y liderato trasformador.

No se requiere un académico timorato, más de los muchos que hay en el liderato actual del sistema aspirando a la posición y que están muy conformes con seguir haciendo más de lo mismo, ni una persona como la actual presidenta interina sin experiencia administrativa ni capacidad alguna, como tampoco un personaje que apoye el rumbo de convertir a la Universidad en una donde predomine el cogobierno al estilo de las latinoamericanas retrogradas a las que intenta llevarnos el proyecto del Senado 172.

 Ninguna de las personas que ocupa posiciones de liderato actualmente está capacitada para asumir las riendas necesarias para transformar la institución.

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.