Connect with us

CRÓNICAS

“Cuidarnos de no caer en el despedazamiento de nuestra democracia liberal” – Dr. José M. Saldaña

Published

on

Por: Dr. José M. Saldaña

Dos horribles, viciosos y salvajes crímenes han sacudido a Puerto Rico. Los asesinatos de Keishla Rodríguez, aparentemente llevado a cabo por su pareja sentimental el boxeador Verdejo y posibles cómplices, así como el de Andrea Ruíz Costas, han estremecido a todos los sectores de la isla y algunos del exterior. Y no es para menos. Ahora el pueblo espera un procesamiento judicial expedito y justo para los acusados y sus posibles cómplices, quiénes una vez encontrados culpables por los tribunales, sean sentenciados a cumplir la pena máxima por estos horribles crímenes.

Ahora bien, ante esta situación, nuestro pueblo, más allá de reclamar y lograr justicia, no debe entrar en un estado de histeria colectiva que genere mayor ansiedad, depresión y tal desasosiego que nos impida socialmente funcionar, pues tenemos grandes retos que colectivamente debemos acometer para echar la isla adelante en los tiempos difíciles y borrascosos que nos ha tocado vivir.

Tenemos que estar conscientes de que gran parte de nuestra situación de alta incidencia y prevalencia criminal, obedece al tráfico y uso de drogas y a unos patrones culturales nocivos que por décadas venimos arrastrando y que no son susceptibles a cambiar de la noche a la mañana por más que queramos así hacerlo y por más protestas que se lleven a cabo. Además de esto, hay una realidad que solapadamente viene ocurriendo sin que la mayor parte de nuestro pueblo la conozca o reconozca. Para entenderla es necesario estar bien informado, para lo cual recomiendo leer algunos libros sobre este particular. Voy a mencionar solo cuatro de ellos -entre muchos- para que nuestros conciudadanos que disfrutan de la lectura los adquieran y lean. Todos estos han sido “best sellers” en Hispanoamérica, España y en los Estados Unidos:  El Libro Negro de la Nueva Izquierda: Ideología de Género o subversión cultural por Agustín Laje y Nicolás Márquez, La Neo inquisición: Persecución, Censura y Decadencia Cultural en el Siglo XXI por Axel Kaiser , National Populism : The Revolt Against Liberal Democracy por Roger Eatwell y  Mathew Goodwin y finalmente acaba de salir publicado: El Proyecto Soros  y la Alianza entre la Izquierda y el Gran Capital por el periodista Español Carlos Astiz.

Todos estos autores nos señalan cómo la izquierda socialista, siguiendo las prédicas de Antonio Gramsci, filósofo italiano fundador del partido comunista italiano, descartando el método de revolución violenta para implantar el socialismo en los países en la mirilla, lo sustituyó por el método de lograr lo que él llamó la hegemonía cultural. Es decir, de apoderarse de todas las instituciones culturales del país, para entonces implantar el socialismo. Con esa estrategia las fuerzas de la izquierda radical han ido socavando en distintos países y en Puerto Rico -con gran éxito- las instituciones sociales tratando de cambiar la forma de vida y el sistema de gobierno de democracia liberal, ejerciendo su influencia y dominando sectores como la educación, las artes, la intelectualidad, la jerarquía de la iglesia católica, los deportes y la mayor parte de la prensa. Utilizando un discurso o narrativa de gran atractivo para la juventud, con una verborrea hipócrita de apariencia democrática, de loas a la igualdad, a la transparencia, a la protección del ambiente, de anticorrupción, a la protección de la igualdad de género, al feminismo etcétera, pretenden influir y mover a los jóvenes y a otros sectores de nuestro pueblo en la dirección de sus fines. La implantación de la estrategia conlleva el traer asuntos controversiales y antagónicos a la palestra y discusión pública para crear conflictos que generen pugnas, luchas, disturbios, encaminados a tratar de desestabilizar el gobierno y destruir la democracia capitalista, lentamente desde adentro. No se llame nadie a engaño, ese es ahora el discurso socialista /comunista que hábilmente ha sustituido el anterior discurso belicoso y violento marxista como ente desestabilizador para socavar y destruir el sistema. No podemos dejarnos engañar por esa nueva narrativa de apariencia buena y democrática ni por los que la pronuncian. Todo esto, tiene la intención de separarnos de los Estados Unidos y convertirnos en una república socialista al estilo Cuba y Venezuela.

La nueva Izquierda radical, utilizando la estrategia señalada se ha lanzado en contra -con mucho éxito- del discrimen contra la mujer utilizando para ello la destrucción o reducción a un mínimo del patriarcado, el hombre, el padre como jefe de familia, que ha sido parte importante de la herencia cristiana y cultural de las democracias liberales de occidente. Para ello, se pone en pugna a la mujer contra el hombre. Esta lucha entre mujer y hombre sustituye hoy en buena medida, la lucha de clases del marxismo entre la burguesía y el proletariado. El objetivo común es mediante el fomento de las luchas entre distintos grupos sociales por lo que sea, la igualdad, la transparencia, la protección del ambiente, la anticorrupción, la protección de la igualdad de género, el feminismo etcétera crear el ambiente hostil necesario para poner en condición precaria el sistema de democracia liberal y sustituirlo por el socialismo y comunismo.

Estemos vigilantes ante los grupos vocales de feministas radicales de izquierda que conocemos y que vemos a diario protestando, gritando, agitando y moviendo sus fichas utilizando para ello asuntos como estos dos horribles crímenes para adelantar sus causas políticas e ideológicas. No nos dejemos engañar, nuestro sistema de democracia liberal tiene los mecanismos legales para atender estos asesinatos y otros asuntos sin necesidad de subvertir nuestro orden constitucional. Estemos alertas, porque política e ideológicamente nos va la vida.

Estoy consciente de que estos señalamientos habrán de colocarme en el centro de la hoguera de la neo inquisición, la que Axel Kaiser describe en su excelente libro. Pero callar no es opción ante la actual amenaza al sistema democrático por parte de una izquierda ideológica muy activa y tóxica.

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.