Connect with us

CRÓNICAS

“Rampante ineptitud en la Junta de Gobierno de la UPR 2” – Dr. José M. Saldaña

Published

on

Por: Dr. José M. Saldaña

En una pasada columna, expresé lo que hoy reafirmo: la ineptitud es rampante en la presidencia de la Junta de Gobierno de la UPR (JG). Pero no solo inepta, sino cruel e injusta.

Mencioné, en aquella columna, que la destitución del presidente Haddock por la JG fue un catálogo de errores y novatadas por parte de su presidente Emilio Colón que, obviamente, desconoce la institución, sus procesos y sus inclinaciones ideológicas. Como primer error craso, mencioné que al presidente Haddock se le hizo llegar por el presidente de la JG una carta de destitución en la que se alaba su gestión, pero lo destituyen. Ante una situación como la ocurrida, lo que procedía era una carta de tres oraciones sustituyéndolo, agradeciendo su labor y deseándole suerte en sus futuras gestiones.

 El segundo craso error, una vez se le destituye, se la dejó en la posición por tres semanas hasta el 31 de julio de 2021. Anteriormente, señalé que no entendía por qué razón dicha destitución no se había hecho efectiva inmediatamente. Cuando se llega al grado de destituir a una persona de su posición, esa persona, usualmente, se convierte en enemigo de quiénes lo destituyen y puede darse el caso de que, en el tiempo que se le deje continuar en la posición, sabotee, le cree problemas y le deje un campo minado a su sucesor. No digo que este sea el caso con Haddock, pero, independientemente de la persona en cuestión, tomar las medidas preventivas es lo indicado. Esto ha ocurrido en distintas ocasiones en la UPR.

El tercer error ha sido establecer un proceso de consulta para, mediante votación de un comité de 5 personas -miembros de dicha junta- seleccionar a un presidente interino. Este tipo de proceso no forma parte del reglamento de la UPR y hasta el presente el presidente interino de la UPR había sido seleccionado por el presidente de la JG y avalado rápidamente por los miembros de esta ante la necesidad de actuar con rapidez para evitar interrumpir los procesos administrativos. Obviamente el presidente interino debe ser una persona de probada capacidad, de la confianza de la administración universitaria y no un personaje que pueda ser un ente problemático y disociador. Pues bien, ante ese irregular, retardador y divisorio proceso de consulta instituido por el presidente la JG Emilio Colón que establece que se sometan candidatos para la presidencia interina, era de esperarse lo que ocurrió. Que fuerzas representativas de distintos sectores universitarios con intereses particulares y personales -algunos ideológicos- han estimulado a personas para que éstas sometan la intención y sus nombres a ser considerados por el comité de la JG de 5 personas, para luego llevar a cabo una votación para la selección del presidente interino de entre esas personas. Entre esas fuerzas, hay sectores de la administración universitaria que apoyaron la presidencia de Jorge Haddock que quieren seguir dominando la institución para continuar haciendo más de lo mismo, para satisfacer sus intereses personales particulares, algunos de orden económico y otros ideológicos.

Pero, además, ese proceso dio lugar a una lluvia de candidatos de sectores ideológicos de la extrema izquierda y de populares retirados enemigos de la actual administración universitaria. De esos candidatos sometidos por votación -supuestamente- se seleccionaron dos para sometérselos a la JG durante la tarde de ayer miércoles en una primera reunión a las 2 de la tarde, de los cuales, mediante votación, la JG debía escoger uno de entre una profesora de química del Recinto de Río Piedras Dra. Ingrid Montes de ideología de izquierda comunistoide sin ninguna experiencia administrativa y un reconocido miembro del PPD Dr. Cesar Cordero Montalvo que fue rector por breve tiempo del Recinto de Utuado, el más pequeño y el que ha estado siempre su eliminación como una posible alternativa.

Pues bien, en la reunión de la JG de las 2 de la tarde ninguno de los dos obtuvo los votos necesarios para ser seleccionado. Por tal razón, la reunión que le seguiría a esta (a las 4 pm) en la que se designaría al presidente interino fue cancelada y pospuesta.

Antes de terminarse la primera reunión el Dr. Herman Cestero -quien había propuesto como candidato a presidente al Dr. Arturo Avilés- presentó la moción de que se considerara entrevistar a Avilés ante la injustificada eliminación de este candidato por el comité de 5 por un chisme sin sustancia respecto a un edificio en construcción en el Recinto de Bayamón del cual Avilés había sido rector. Esta petición de Cestero tenía la intención de que, en un acto de justicia, el Dr. Avilés expusiera toda la documentación en su poder sobre alegadas insustanciadas irregularidades sobre el edificio de marras. Esta petición de una entrevista justiciera fue rechazada de forma violenta y soberbia sin más argumento de “porque no me da la gana” por parte de la vicepresidenta de la JG la Dra. Mayda Velazco. Dra. Velazco con esas actitudes sería mejor que se regrese a North Western University de donde usted procede.  Ahí hubo un intercambio de señalamientos que dieron lugar a que dicha reunión concluyera como el rosario de la aurora.

El presidente de la JG -Emilio Colón- determinó convocar a una reunión el próximo sábado para continuar con la búsqueda de un candidato a presidente interino de la UPR.

Se sigue alargando innecesariamente el proceso por la ineptitud del presidente de la JG Emilio Colón y de su vicepresidenta.

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.