Connect with us

CRÓNICAS

“Tremendo lío por ignorantes y no saber defender el sistema electoral bipartidista” – Dr. José M. Saldaña

Published

on

Por: Dr. José M. Saldaña

Un pueblo que no lee, no escucha y no aprende, es un pueblo mediocre que se convierte en presa fácil del populismo de la izquierda.

Nuestro pueblo tiene una escolaridad promedio de octavo grado que verdaderamente es de sexto grado, con una tasa de deserción escolar de 42 %, solo el 60 % de los estudiantes que llegan a cuarto año se gradúan. Con un sistema de educación pública K-12, donde la mayor parte de los niños fracasan en las Pruebas Puertorriqueñas de Aprovechamiento Académico. Solo el 39 % aprobó en español, 21 % aprobó en matemáticas, el 40 % aprobó en inglés y ciencia, materias del conocimiento fundamentales para el desarrollo en la globalización. En 2013, el Departamento de Educación, tuvo el peor índice de aprovechamiento en su historia.  Cuando nuestros estudiantes se comparan con los de otros países, el resultado fue peor todavía. En las pruebas PISA (Program for International Students Assesment) fracasaron totalmente en inglés, ciencia y matemáticas. Solo Colombia, Catar, Indonesia y Perú tuvieron en 2016 resultados peores que los de Puerto Rico.

En otras palabras, somos un pueblo mayoritariamente ignorante, presa fácil de ser manipulados por políticos de izquierda y por una prensa separatista que pretende que se elimine el presente sistema de dos partidos principales (bipartidismo) y seamos como pueblos latinoamericanos, donde se vota por una multiplicidad de partidos y, finalmente, se recurra a segundas y terceras rondas con el resultado de una mogolla ideológica en el poder. Así las cosas, en las pasadas elecciones nuestro pueblo sucumbió tontamente a ese llamado con el resultado de que tendremos un gobernador estadista y unos cuerpos legislativos compuestos por estadistas, populares colonialistas, soberanistas, independentistas, socialistas y comunistas, legislatura que ya da visos de que habrá de propiciar un ambiente de guerra constante entre legislativo y ejecutivo.

Además del voto dividido para castigar a una legislatura novoprogresista, bochornosa abusadora, donde imperó el nepotismo, el batatal, el derroche de fondos públicos en salarios y compensaciones onerosas que no guardaban ninguna relación con la preparación y funciones de los que los recibía. El pueblo votó de forma esquizofrénica, mayoritaria y claramente por el “sí” en la consulta plebiscitaria o sea por la anexión a la nación, pero al mismo tiempo tímidamente por el líder estadista del ejecutivo -el gobernador a quien por poco cuelga- que será el responsable junto a la Comisionada Residente por lograr que ese mandato sea puesto en agenda y ejecutado por el Congreso.

Por consiguiente, hoy tenemos una Cámara de Representantes presidida por un Tatito Hernández -como nos quitaron incentivos tenemos que recurrir a la corrupción- y un Sendo presidido por José Luis Dalmau que ya le declararon la guerra al gobernador abriendo fuego por la ratificación y aprobación de nombramientos y rechazando la asignación de fondos y la elección para seleccionar a los delegados especiales que irían al Congreso a pedir la estadidad para la Isla. Esto frente a un gobernador que ha estado desde el principio en disposición de diálogo y de lograr consensos en bien de todo el pueblo.

El resultado de todo este ejercicio electoral, por parte de un pueblo que no supo votar con el resultado de la consiguiente guerra anunciada, pudiera resultar en una parálisis gubernamental y un retroceso tanto en lo económico como en lo social si la nueva legislatura opta (como ya inició) por obstruir la labor del primer ejecutivo.

Creo que con esos truenos, el gobernador tiene que tener listo para ejecutar un plan B para lograr poner a funcionar el gobierno a pesar de lo que anticipamos será una constante obstrucción por parte de una legislatura dispuesta a hacer cualquier cosa para hacer colapsar el actual poder ejecutivo. 

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.