Connect with us

CRÓNICAS

“Ahora hay que activarse” – Dr. José M. Saldña

Published

on

Por: Dr. José M. Saldaña

Amigas y amigos, el resultado del pasado plebiscito le dio una victoria al sí (la estadidad). Sin embargo, le dio un triunfo a Pedro Pierluisi a la gobernación y a Jenniffer González a la Comisaría Residente, pero con una legislatura en contra compuesta por legisladores de un PPD separatista, el PIP y MVC partidos de la izquierda socialista y comunistas. Esto lo que nos presagia es un cuatrienio repleto de pugnas, batallas y conflictos que pueden conducir, no ya a una parálisis, sino a un retroceso económico y social.

Pero, además de lo anterior, podemos anticipar una posible parálisis o tranque en lo político, en tratar de adelantar la estadidad en el congreso de los Estados Unidos. No hay duda de que el triunfo del sí (la estadidad) en el plebiscito es una amenaza para los sectores separatistas que habrán de activar todas las fuerzas para mediante todo tipo de coaliciones y presiones oponerse a esta aquí -en la isla- pero más importante aún, en el congreso.

Ante la incapacidad de brindarle a la isla un programa político de gobierno para un futuro prometedor económico y social bajo el presente indigno y colapsado estatus colonial, los populares de Aníbal Acevedo Vilá están dispuestos a hacer alianzas y mogollas hasta con Lucifer para derrotar la estadidad en cualquier foro y traernos por la cocina la independencia disfrazada de Libre Asociación o ELA Soberano.  

Ya Aníbal Acevedo Vilá junto a Luis Gutiérrez, Nydia Velázquez y Alexandria Ocasio-Cortez, funcionarios de Victoria Ciudadana y a Power 4 Puerto Rico han comenzado de lleno la tarea de oposición al triunfo del sí, apoyando y moviendo en el congreso el proyecto Puerto Rico Self-Determination Act of 2020 (H.R. 8113), de Nydia y Alexandria. Este proyecto supuestamente reconoce la autoridad inherente del pueblo de Puerto Rico a convocar una Asamblea Constituyente de Estatus que determine que son los delegados de esta los que democráticamente deben decidir el proceso, participar en las deliberaciones y hacer las recomendaciones finales respecto al estatus político de la isla. Este proyecto esta supuesto a delegar en la Legislatura de Puerto Rico el preguntarles a los electores si desean que dicha Asamblea Constituyente establezca cómo sus miembros deben ser electos y asegurar la mayor participación directa de los electores respecto a quienes representarán sus deseos. La Asamblea Constituyente propuesta, en lugar de imponer un resultado predeterminado debe ser inclusiva de todas las opciones no territoriales y no coloniales, debe ser convocada por la legislatura de Puerto Rico y aprobada por los electores de todas las ideologías y persuasiones políticas. 

La intención de estos separatistas es que, mediante la celebración de una asamblea constituyente que con unos delegados amañados, seleccionados de dedo y a supuestamente ratificarse por el pueblo, le propongan al congreso para Puerto Rico un pacto de Libre Asociación /Independencia o ELA Soberano. No les quepa la menor duda de que el congreso -de prevalecer la libre asociación en ese tipo de consulta- iniciaría inmediatamente entre los dos países soberanos la discusión para darnos la independencia.

¿A cuenta de qué le vamos a ceder el voto personal individual -lo más sagrado y preciado que tenemos en la democracia- a unos delegados para que nos atosiguen la independencia? Como señalara el congresista José Serrano en oposición al proyecto de Nydia y Alexandria: “No podemos permitir que se secuestre el voto directo de los puertorriqueños sobre nuestro destino y sea una elite la que decida nuestro futuro”.

Exhorto a la militancia estadista a activarse y a que le llevemos el mensaje al congreso y particularmente a las congresistas Velázquez y Ocasio-Cortez de que nadie va a secuestrar nuestra voluntad, que la decisión es nuestra y la hemos tomado votando sí por la estadidad de forma mayoritaria (53%). Vamos a combatir a estos mensajeros de la separación llevándole claro el mensaje al congreso de que Puerto Rico ya se decidió: que quiere y exige la igualdad política y nadie, ni aquí, ni en Washington, nos la va a escamotear.

Es hora de todas las organizaciones estadistas movernos a Washington DC -a la brevedad posible- para promover activamente el resultado del plebiscito en el congreso y contrarrestar el intento de los separatistas de promover la Asamblea Constituyente y la independencia mediante la libre asociación. Con resoluciones aprobadas por nuestra legislatura no es suficiente. Hay que dejarse sentir allí donde se toman las decisiones. No podemos sentirnos complacidos con haber logrado el triunfo del Si en el plebiscito, ahora hay que lograr acción congresional.

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.