Connect with us

CRÓNICAS

“La educación -a todos los niveles- debe ser una de las más altas prioridades de la gestión del nuevo gobierno” – Dr. José M. Saldaña

Published

on

Por: Dr. José M. Saldaña

Considero que, en términos generales, hasta este momento, el gobernador ha hecho buenos nombramientos para su gabinete. Sin embargo, tengo sentimientos encontrados respecto al nombramiento de la Secretaria de Educación. Me explico.

Tenemos una escolaridad promedio de octavo grado que verdaderamente es de 6to. grado, con una deserción escolar de 42%, en un sistema de educación pública K-12, donde la mayor parte de los niños fracasan en las pruebas de conocimiento en las materias fundamentales para el desarrollo en la globalización, como ciencia, matemáticas e inglés.

En las Pruebas Puertorriqueñas de Aprovechamiento Académico solo el 39 % aprobó en español, 21% aprobó en matemáticas, el 40% aprobó en inglés y ciencia. En 2013, el Departamento de Educación tuvo el peor índice de aprovechamiento en su historia.  Peor aún, cuando nuestros estudiantes se comparan con los de otros países el resultado fue peor todavía. En la prueba PISA (Program for International Students Assesment) fracasaron totalmente en inglés, ciencia y matemáticas. Solo Colombia, Catar, Indonesia y Perú tuvieron en 2016 resultados peores que los de Puerto Rico.

Ese sistema de educación pública K-12, está calificado como uno de los peores en la nación. En la década de los 90, el sistema contaba con alrededor de 700 mil alumnos, en el 2005-06 contaba con 559,605 alumnos y hoy cuenta con alrededor de 280 mil alumnos; con una tasa de deserción escolar de 42%, solo el 60% de los estudiantes que llegan a 4to año se gradúan.

En lo que a mí respecta, con el actual sistema desastroso de educación pública, no hay manera de que podamos competir favorablemente en la globalización. El actual Departamento de Educación debe ser implosionado y deben descentralizase sus funciones creándose un sistema regional de educación con unas juntas compuestas por padres y maestros.

Amigos, aún bajo la estadidad, no puede eliminarse la pobreza sin una educación de la más alta calidad y un sistema que la propicie y ejecute.

En columnas anteriores he manifestado que la educación -a todos los niveles- debe ser una de las más altas prioridades de la gestión del nuevo gobierno, si no la de más alta prioridad.

Ante el cuadro descrito, el gobernador electo Pedro Pierluisi ha designado a la profesora Elba Aponte, presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico -el más grande y antiguo de los gremios magisteriales de Puerto Rico con un historial de apego y sumisión al PPD- como Secretaria de Educación. Por ser profesora del sistema y actual presidenta del gremio, considero que debe estar bien enterada de la problemática aquí señalada, pero mi preocupación es de si, ante su trayectoria gremialista, tendrá la voluntad y determinación de poner por encima de ese interés el llevar a cabo las reformas necesarias en ese departamento, las cuales en muchas ocasiones habrán de chocar con los intereses de los gremios. En sus primeras declaraciones, la designada secretaria no alude a ninguno de estos problemas críticos fundamentales, pero anuncia como prioridad añadir al currículo de enseñanza pública la “perspectiva de género”. Para mí esto no es una prioridad, es más no debe ocurrir.

Este asunto de perspectiva de género realmente de lo que se trata es de ideología de género que los izquierdistas locales han querido minimizar las implicaciones utilizando el término perspectiva en lugar de ideología.

Perspectiva se define como el punto de vista que se toma para analizar una problemática o reflexionar sobre una cuestión.

Ideología, se define como disciplina filosófica que estudia las ideas, sus caracteres y especialmente su origen. Conjunto de ideas que caracterizan a una persona, escuela, colectividad, movimiento cultural, religioso, político, etc. la ideología marxista; la ideología que caracterizaba al movimiento dadaísta; el nuevo régimen vio la necesidad de crear una cultura afín a su ideología.

¿De qué se trata la ideología de género? Es un conjunto de ideas que explican la sexualidad humana únicamente desde la cultura, sin referencia alguna a la naturaleza biológica y sin base científica ni racional. Para la ideología de género el sexo con el cual se nace no importa. Si eres varón y te sientes niña y así lo expresas, pues todos están obligados a reconocer que eres niña y tratarte como tal.

El feminismo está pasando por una etapa llamada feminismo de género, que propone acabar con el feminismo tradicional pues solo así supuestamente la mujer podrá obtener la igualdad de derechos que el hombre. Ese feminismo establece que no existen diferencias entre un hombre y una mujer. Esa es la base para la ideología de género. No existen hombres, ni mujeres; somos lo que queramos ser.

Esta ideología se impone -particularmente en la educación- por la fuerza política, por la ley, no por las armas como ocurría en el marxismo. Aquel que se oponga a ella, es perseguido, censurado y quemado en lo que Axel Káiser llama la hoguera de la nueva inquisición… destruir la reputación.

Una vez aprobada la ley para la enseñanza de género en las escuelas con la concebida asignación de fondos provenientes de nuestros impuestos y ocurrida la aceptación mediante la debida indoctrinación, se pretende que aquellos que deseen cambio de sexo, este sea costeado con nuestros impuestos, como ya ocurre en algunos países.

Los grupos feministas llevan tiempo abogando activa y vociferantemente porque el gobierno emita una declaración de emergencia en contra del crimen contra la mujer (feminicidios). Con la ayuda de una prensa separatista y socialistoide, le han puesto grandes presiones a la actual y a la entrante administración para lograr ese objetivo que es parte de la estrategia de la implantación de la ideología marxista de género.

He visto con agrado y satisfacción el que las recién electas por el nuevo partido Proyecto Dignidad, senadora Joanne Rodríguez Veve y la representante Lisie Burgos Muñiz se opusieron a una declaración de emergencia por la violencia de género en contra de las mujeres y solicitaron al gobernador electo, Pedro Pierluisi, que la declaración de emergencia incluya a todos los sectores. Señalaron que, a la luz de la violencia generalizada en Puerto Rico, “el estado de emergencia debe aplicar a los múltiples rostros de las víctimas de violencia”, manifestó Rodríguez Veve. Estos rostros, dijo, incluyen mujeres, hombres, niños y ancianos. Yo añado a los animales.

Las legisladoras electas citan las siguientes estadísticas en las cuales, entre otros asuntos basan su opinión: hasta el mes de septiembre informan sobre 29 asesinatos de mujeres mayores de edad; 333 asesinatos de hombres mayores de edad. Además, se han reportado 4,542 querellas por violencia doméstica; más de 6,000 referidos de maltrato a adultos mayores; y más de 1,367 referidos de maltrato de menores desde que comenzó la pandemia.

Por otra parte, ambas legisladoras le expusieron al gobernador electo Pedro Pierluisi su oposición a que permita que se utilice el Gobierno para adelantar las agendas ideológicas de grupos – particularmente de la izquierda comunista- entre los que destacan organizaciones feministas de género. “Estaremos atentos a cómo atenderá los planteamientos y si su Gobierno optará o no optará por asociarse con estos grupos radicales para adoptar sus agendas ideológicas”, expuso la abogada. 

Estoy a favor del feminismo de la democracia liberal, de la moral donde se defiende la igualdad de derechos de todos, hombres y mujeres. Igualdad ante la ley, igualdad en el trato, igualdad de salario por el mismo trabajo, en contra del maltrato a la mujer, a todos los seres humanos y a los animales. Estoy en contra del feminismo que pone al hombre y a la mujer en lucha, la mujer víctima y el hombre victimario. Ese es el feminismo marxista de la lucha de clases que ahora se presenta utilizando una narrativa de gran atractivo para la juventud, con una verborrea de apariencia democrática de la protección a la igualdad de género, del feminismo, de loas a la igualdad, a la transparencia, a la protección del ambiente, de anticorrupción, etcétera con el que se pretende influir y mover a los jóvenes en la dirección de sus causas de extrema izquierda. No se llama nadie a engaño ese es ahora el discurso comunista que hábilmente ha sustituido el anterior discurso belicoso marxista. No podemos dejarnos engañar por ese nuevo discurso de apariencia buena y democrática ni por los que lo pronuncian.   

El gobierno entrante no debe sucumbir ante las presiones para establecer como prioridad en el sistema de educación la “perspectiva de género cuando ese departamento tiene crisis en todos los sistemas, ni tampoco él decretar un estado de emergencia contra el feminicidio. Ningunas de estas acciones se justifican a menos que se sucumba al populismo de la extrema izquierda y queramos movernos hacia una república socialista al estilo de muchas en América Latina y Europa.

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.