Connect with us

CRÓNICAS

“No a la emergencia por la violencia de género y a los juegos Centroamericanos y de Caribe” – Dr. José M. Saldaña

Published

on

Dr. José M. Saldaña

Estoy a favor del feminismo, en una democracia liberal de la moral donde se defiende la igualdad de derechos de todos, hombres y mujeres. Igualdad ante la ley, igualdad en el trato, igualdad de salario por el mismo trabajo, en contra del maltrato a la mujer, a todos los seres humanos y a los animales. Estoy en contra del feminismo que pone al hombre y a la mujer en lucha. Ese es el feminismo marxista de la lucha de clases que ahora se presenta utilizando una narrativa de gran atractivo para la juventud, con una verborrea hipócrita de apariencia democrática de la protección de la igualdad de género, del feminismo, de loas a la igualdad, a la transparencia, a la protección del ambiente, de anticorrupción, etcétera, con el que se pretende influir y mover a los jóvenes en la dirección de sus causas. No se llama nadie a engaño, ese es ahora el discurso comunista que hábilmente ha sustituido el anterior discurso belicoso marxista. No podemos dejarnos engañar por ese nuevo discurso de apariencia buena y democrática, ni por los que lo pronuncian.

En estos días he visto con mucho agrado que, las recién electas por el nuevo partido Proyecto Dignidad, senadora Joanne Rodríguez Veve y la representante Lisie Burgos Muñíz se opusieron a una declaración de emergencia por la violencia de género en contra de las mujeres y solicitaron al gobernador electo, Pedro Pierluisi, que la declaración de emergencia incluya a todos los sectores. Señalaron que, a la luz de la violencia generalizada en Puerto Rico, “el estado de emergencia debe aplicar a los múltiples rostros de las víctimas de violencia”, manifestó Rodríguez Veve. Estos rostros, dijo, incluyen mujeres, hombres, niños y ancianos. Yo añado a los animales.

Las legisladoras electas citan las siguientes estadísticas en las cuales, entre otros asuntos, basan su opinión: hasta el mes de septiembre informan sobre 29 asesinatos de mujeres mayores de edad; 333 asesinatos de hombres mayores de edad. Además, se han reportado 4,542 querellas por violencia doméstica; más de 6,000 referidos de maltrato a adultos mayores; y más de 1,367 referidos de maltrato de menores desde que comenzó la pandemia.

Por otra parte, ambas legisladoras le expusieron a Pierluisi su oposición a que permita que se utilice el Gobierno para adelantar las agendas ideológicas de grupos -particularmente de la izquierda comunista- entre los que destacan organizaciones feministas de género. “Estaremos atentos a como atenderá los planteamientos y si su Gobierno optará o no optará por asociarse con estos grupos radicales para adoptar sus agendas ideológicas”, expuso la abogada.

Tengo que estar de acuerdo con estas damas y debo añadir que tampoco se debe caer en la tentación de aprobar la petición del Comité Olímpico de PR (COPUR) para celebrar los juegos Centroamericanos y del Caribe en Mayagüez. Para esta celebración el COPUR pretende que un gobierno en quiebra como el actual y que habrá de tomar Pierluisi, se comprometa inicialmente a invertir $70 millones de fondos públicos para esos juegos. Aquí hay un sin fin de prioridades que requieren atención antes de siquiera considerara esa inversión. Además, ya es hora de que ese Comité Olímpico busque para su operación una mayor cantidad de fondos de la empresa privada y de la ciudadanía deportista.

Allá, para el año 2013, mediante Resolución Conjunta 182, firmada bajo la administración de Alejandro García Padilla, se estableció que el presupuesto anual de ese organismo deportivo recibiría $8 millones de dólares del gobierno para operar durante el año natural, de enero a diciembre. Esa acción de carácter nacionalistoide por parte de AGP ocurrió en un momento en que la isla -por su culpa- perdía el crédito con aquel nefasto e irresponsable “Me Vale” y nos declarábamos en la quiebra per capita más grande del mundo. Todo lo cual entre muchas otras irresponsabilidades dio motivo a que el Congreso legislara PROMESA.

Según los estados financieros del COPUR, el 65% de su presupuesto proviene del Gobierno y el restante -35%- de patrocinadores privados. Pues ya es hora de que esa situación se revierta y el 65% de presupuesto provenga de patrocinadores privados, o mejor aún, que la totalidad del presupuesto provenga del sector privado como ocurre en muchos países.

Es hora de que el pueblo de Puerto Rico comience a darse cuenta de que esencialmente estamos viviendo de los fondos que para sacarnos de la crisis causada por los desastres naturales, el gobierno de los Estados Unidos nos ha estado enviando. Nuestras prioridades deben ser unas cónsonas con esta realidad actual.

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.