Connect with us

CRÓNICAS

“Cancelación Cultural – La Nueva Censura” – Jorge Conty

Published

on

Por: Jorge Conty

“Los sentimientos de amor, libertad y justicia son perfectos, lo que no es perfecto son los cuerpos donde allí se alojan dichos sentimientos” – Jorge Conty, 2020.

Deseo convencerte de que los boicots, despertares (woke) y cancelaciones en forma de hashtags y supuestas indignaciones ‘orgánicas’ –bots– no son buena idea. La censura parece cambiar de inquilino con el tiempo; antes religiones, monarquías, gobiernos dictatoriales y ahora personas -incluyendo asociaciones y colectivos- en el siglo 21 creen que llegaron a la perfección del pensamiento, civismo humano y no se les puede cuestionar, ni sus ideas o maneras de vivir, “ellos son la salvación para el nuevo mundo”.

Esos infalibles impolutos o guerreros de la justicia social, que muchas veces se disfrazan de activistas, analistas, políticos (populistas), perroflautas y “expertos”, no permiten que otras ideas o puntos de vista florezcan o convivan entre sí, porque si no, al primer error, no le perdonarán. En cambio, si alguno de ellos tiene un desliz, tendrán toda la paciencia y comprensión, hasta le perdonarán siempre y cuando no se salga de la burbuja ideológica, ahí no existe la cancelación cultural, ¿curioso no?

¿Qué hay de malo en debatir, cuestionar y poner a prueba puntos de vista diferentes? ¿Acaso no vivimos en una democracia? Hay algunos que no quieren debatir y optan por callar al otro, otros han estado toda su vida en una burbuja ideológica y no han pensado que pueden pensar diferente, otros solo ven el 1% de malo del 99% de lo bueno. Percibo que algunos se aprovechan de la impulsividad e inexperiencia de los jóvenes o la ignorancia de los adultos para utilizarlos como armas sociales para desprestigiar a quienes se atreven a pensar, a cuestionar el status quo. Las palabras en sí no deberían ser los detonantes de estas cancelaciones, sino bajo qué contexto se utilizan. Imaginen censurar a maestros de historia por enseñar un pasado doloroso que deseamos olvidar, porque no es favorable para cierto sector (España – Franquismo, Alemania – Nazismo, Italia – Fascismo y Japón – Revisionismo), pero del cual nos enseñó a mejorar como sociedad a niveles sociales y económicos, o que tal a maestros de ciencia por enseñar la teoría de la evolución en una población conservadora (Vivido como estudiante en el año 2006 en el programa de Proyectos de Ciencias y Matemáticas), o que comediantes sean boicoteados por sectores tanto liberales como conservadores por imitar o hacer mofa de sus políticos favoritos y grupos de la sociedad civil. 

Permítame contra-argumentarme en este párrafo. Cuando usted decide unirse a un lugar ya sea físico o cibernético, donde hay reglas de comportamiento y expresión, usted debe saber de antemano que tiene que cumplir con el reglamento. Si usted viola una de estas, no puede, con rol de victimista, decir que lo están cancelando y/o censurando. Vivimos en un mundo donde hay mayor concientización y es bueno, pero los cambios son lentos y las generaciones no van al mismo ritmo. Lamentablemente hay miembros de la sociedad que se radicalizan ante estos cambios, capaces de abrir cuentas falsas para insultar o regar información incorrecta que terminan en una censura negociada (Ver términos de servicio al abrir una red social).

Debemos ser cautelosos ante la presión social, agitación de los medios, prisa por juzgar y fanatismo en esta era de la información. Cuando nosotros a la ligera nos alejamos del objetivismo y nos hacemos partícipe de ‘quiero cancelarte o boicotear a fulano’, cedemos la oportunidad de ver otros puntos de vista que quizás siempre son demonizados, o de sencillamente ver la historia completa. Ya sea temas de religión, comunidad LGBTQ+, raza, etnias, ideologías políticas, etcétera, cuando le exhorten de silenciar y/o cancelar a alguien, empresa o grupo, dele la oportunidad al cuestionado a defenderse, podría estar cometiendo una injusticia sin darse cuenta bajo el calor del momento y eso debería preocuparnos, pues la libertad de expresión está bajo ataque. Cuántas personas conocen que fueron víctimas de estas cancelaciones en portadas grandes y cuando resulta que no pasó nada, ni siquiera una disculpa por parte de, por ejemplo, fiscalía federal o la misma prensa. ¿Saben por qué? ¡Porque la percepción vende más hoy en día que la misma realidad! 

“Si es Goya, tiene que ser bueno.”

J.Conty

Referencias

Artículos recomendados: 

  1. A Letter on Justice and Open Debate – Harper Magazine
  2. Ídolos cancelados: La relación entre las celebridades y el público en pleno siglo XXI
  3. Si notas estos signos, no te están criticando, sino que te están cancelando
  4. Tres razones por las cuales la cultura de la cancelación es ineficaz (y tres que demuestran que es contraproducente)
  5. Ofendidos del mundo, uníos

Charla recomendada:

  1. Why I, as a black man, attend KKK rallies. | Daryl Davis

Entrevista recomendada:

  1. Canadian professor signs open letter criticizing cancel culture

Términos de contratos en redes sociales:

  1. Twitter Rules and policies and What types of behavior does Facebook identify as abusive?

Videos recomendados:

  1. Obama on Politically woke, George Carlin on Soft Language & Chris Rock Context of the word

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.