Connect with us

CRÓNICAS

Cápsulas de Sin Paños Tibios por Dr. Jose M. Saldaña

Published

on

Capsula 1:

La mayoría de nuestro pueblo que recibe ayudas económicas como el PAN, servicios públicos de salud, vivienda pública, FEMA, desconoce la procedencia de estas. Es tiempo que sepa de dónde y por qué recibe las ayudas y beneficios que disfruta.

Muchos creen que tienen derecho a estos independientemente de nuestra condición política. No es así. Esas ayudas y beneficios provienen de fondos del gobierno federal por concepto de las contribuciones que pagan nuestros conciudadanos del norte. Las tenemos porque somos ciudadanos americanos bajo la ley Jones de 1917 y porque vivimos en un territorio no incorporado bajo los poderes plenarios del congreso de los Estados Unidos.

Pero por ser un territorio, esas ayudas son menores que las que reciben los ciudadanos americanos que residen en un estado. Si fuésemos un país independiente, una república -asociada o no a los Estados Unidos- no las recibiríamos.

Por ser una colonia -un ELA- del 2001 al 2010 habíamos dejado de recibir $128 billones.

  • A pesar de tener la misma población que Oklahoma, mientras esta recibe $38 billones anuales de fondos federales nosotros recibimos $22 billones. Una diferencia de $16 billones, pero de ser un estado recibiríamos alrededor de $20,000 millones anuales adicionales por tener un mayor nivel de pobreza que Oklahoma.
  • Por ser una colonia (ELA) somos tratados peor que cualquier estado en cuanto a servicios de salud para los pobres se refiere (Medicaid) recibiendo solo $1,571 por beneficiario, mientras en los Estados Unidos se recibe $5,700 por beneficiario.
  • De ser estado recibiríamos $700 millones adicionales para el Programa de Asistencia Nutricional (PAN) que beneficia alrededor de 700,000 familias nuestras lo que significaría $1,044.77 adicionales por familia.
  • Por no ser estado, nuestros ancianos necesitados e incapacitados no reciben el beneficio de $600 mensuales del programa de Seguro Social Suplementario y así sucesivamente somos discriminados en más de una docena de programas federales.
  • De ser estado dejaríamos de ser ciudadanos de segunda categoría. Tendríamos el poder político que brinda el voto presidencial, dos Senadores y cinco Congresistas con el poder del voto y negociación a la hora de tomar decisiones que nos afectan. Tendríamos la seguridad y estabilidad política necesarias para atraer inversiones y nuevas industrias que generan más y mejores salarios. Reduciríamos la tasa de pobreza que ahora anda por alrededor del 50% mientras que la del estado más pobre de la unión Mississippi es la mitad de la nuestra 24%.

Pero algunos abogan por lo que le llaman el ELA Mejorado que según ellos llenaría nuestras necesidades sin perder la autonomía que supuestamente tenemos. No nos dejemos engañar… eso es una ilusión, una quimera, una mentira más, pues todos los poderes federales -ejecutivo, tribunal supremo y congreso- les han dicho que ese embeleco es inconstitucional. En el informe del 2007 del presidente Bush sobre Puerto Rico en la página 6 señala: “La constitución de los Estados Unidos no permite una propuesta de un Nuevo ELA porque la constitución únicamente permite que la tierra bajo la soberanía de los Estados Unidos solo puede ser un Estado o un territorio este bajo el gobierno del Congreso.” 

Precisamente porque lo que está en juego, que es muy serio, es que tenemos que estar vigilantes de lo que se ha estado tramando muy encubiertamente a las espaldas de la mayoría de nuestro pueblo. Amigos, convirtiéndonos en un país independiente como lo seríamos con la Libre Asociación, sin las actuales transferencias de fondos federales y la ayuda financiera a la que, aunque en forma limitada, tenemos derecho por ser ciudadanos americanos, así como sin la presencia de la Fiscalía, el Tribunal Federal y otras agencias federales que constituyen actualmente una enorme protección para los derechos civiles de nuestra población para la seguridad, la ley y el orden, caeríamos en un enorme retroceso económico y social. En ese escenario, Puerto Rico se convertiría en un país pobre e irreconocible para todos.

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.