Connect with us

CRÓNICAS

“Encuesta de El Nuevo Día (Parte II)” – Dr. José M. Saldaña

Published

on

Por: Dr. José M. Saldaña

Independientemente de si usted cree en la encuesta de El Nuevo Día o no, no se puede bajar la guardia con el PPD. No se le puede subestimar. ¿Por qué digo eso?  Porque ese es un partido que tiene una base comprometida con él hasta la medula, que, no importa lo que pase, están ahí para votar por quien sea que aparezca en la papeleta popular. Veamos:

  1. Esa base la componen personas que erróneamente todavía creen que ese partido representa el ideario de Luis Muñoz Marín. Personas que, por tradición familiar, por pura emoción, creen en lo más profundo de su ignorancia que el espíritu de Muñoz todavía pulula por el comité central de Puerta de Tierra y allí se toman las decisiones a base de lo que fuera su ideario. Están totalmente equivocados, pero ese arraigo emocional no se ha disipado todavía.
  2. Esa base también la componen los que dependen económicamente de que el partido esté en el gobierno… municipal, estatal o en la legislatura para un trabajito o contrato. Llevan décadas dependiendo de eso y no transan.
  3. Esa base también la componen los que les llenamos los “happy colonials”. Esos son los que prefieren vivir en la colonia chupando de los beneficios de esta -aunque sean menos que los de la metrópolis- pero sin las responsabilidades que la igualdad conlleva. En otras palabras, dame, dame, pero no me exijas. Esos se oponen la estadidad a como dé lugar.

Todos esos miembros de la base no se moverán por nada y votarán hasta por Fidel Castro si resucitara y estuviera en la papeleta del PPD.

Ahora bien, hay otro grupo de personas -que son los menos- pero que usan la razón. Son los más preparados, los que leen, se enteran, se informan y saben a lo que nos exponemos en estas elecciones con un triunfo del PPD… a la independencia con todas sus nefastas consecuencias. Esos son los que podrían moverse hacia el PNP y algunos ya lo han hecho. Esos que no lo han hecho todavía están a tiempo para hacerlo y evitar la tragedia que nos amenaza. A esos va el llamado a la razón.

Independientemente de todo lo anterior, los estadistas tenemos que movernos e ir a votar el 3 de noviembre pues nunca habíamos estado como ahora al borde del precipicio. Como les había señalado anteriormente, un triunfo del no en el plebiscito, o un triunfo del , pero con un triunfo pírrico del PNP en las elecciones para la gobernación habría de desatar una situación que sería la evidencia más grande que tendría el congreso de la nación para dejarnos en el limbo del mediocre e indigno pantano colonial por incapaces en ponernos de acuerdo sobre lo que queremos ser. Peor aún que dejarnos en el limbo…podría considerar optar por darnos la independencia por mal agradecidos Particularmente en un momento en que por las catástrofes que nos han azotado ha llovido la cuantiosa ayuda federal billonaria para la isla. Y además precisamente en un momento en que las últimas dos encuestas en la metrópolis señalan entre un 59% y un 66% del pueblo norteamericano apoya la ESTADIDAD para Puerto Rico. 

Estadista no subestimes a los populares, no cometas el error de creer que no pasará nada, que todo será igual independientemente del resultado de las elecciones y del plebiscito. Esta vez está todo en juego, muévete, actívate únete y sal a votar. De ti depende el futuro.

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.