Connect with us

CRÓNICAS

“Pulso Electoral” – Giovanni Boschetti

Parte II de VIII

Published

on

Por: Giovanni Boschetti

Distrito Senatorial II (Bayamón)

Resumen

El Distrito de Bayamón, que se compone de dos senadores, los distritos representativos 6 al 10 y por los municipios de Guaynabo, Cataño, Bayamón, Toa Alta y Toa Baja, ha sido por los últimos cuarenta años, uno de los más estables políticamente hablando. El Partido Nuevo Progresista domina el mismo desde 1976 y se ha convertido en una especie de “territorio apache” para el Partido Popular Democrático.

Desde 1976 hasta el presente, de los cinco distritos representativos, cinco municipios y dos escaños senatoriales que ocupan el Distrito, el PPD apenas ha ganado la alcaldía de Cataño en dos ocasiones (2008 y 2012; ambas extremadamente cerradas y por divisiones dentro del PNP), la alcaldía de Toa Baja en una (2000; el entonces alcalde enfrentaba una acusación de nepotismo), el Distrito Representativo 7 en una (1984), el Distrito Representativo 8 en dos (1976, 1980; en ese entonces incluía a Naranjito) y el Distrito Representativo 10 en dos (1984, 1988; por escasos márgenes y en ese entonces incluía a Dorado). En la alcaldía de Toa Alta el PPD ha sido más exitoso, habiéndola ganado en 1980, 1984, 2000, 2012 y 2016. Sin embargo, cuando examinamos los votos a gobernador, a legislador de distrito y los votos íntegros, el PNP ha dominado Toa Alta, con excepción de 1980, 1984 y 2000 (el PNP enfrentaba una división).

Senado

Los dos senadores del Distrito II son de los más veteranos dentro del PNP, Migdalia Padilla Albelo habiendo llegado al Senado en el año 2000, luego de una elección especial, y Carmelo Ríos Santiago en el año 2005. Padilla ha presidido por doce años la poderosa Comisión de Hacienda del Senado y Ríos ha sido Portavoz Alterno y Portavoz de su partido en el Senado. Salvo una gran sorpresa, ninguno de los dos debería tener problemas en ser reelectos.

Cámara de Representantes

Los cuatro representantes de distrito también deberían estar todos bastante seguros para lograr la reelección. Antonio Soto (PNP-6) llegó a la Cámara de Representantes en 2013, luego de una fuerte primaria con el entonces incumbente y actual alcalde de Guaynabo. Da la impresión de que no existe riña entre ellos. Su distrito se compone del área urbana de Guaynabo, Cataño y un pequeño sector de Bayamón.

Por su parte, el representante Luis Pérez Ortiz (PNP-7) representa gran parte del área urbana de Bayamón y ocupa su escaño desde que fue electo en 1998 en una elección especial. La otra representante del área urbana de Bayamón es Yashira Lebrón (PNP-8), quien fue electa en una elección especial en 2014. El otro distrito de Bayamón, hasta hace poco representado por Nelson del Valle Colón (PNP-9), tiene un distrito que incluye las áreas rurales y el municipio de Toa Alta. Del Valle, que fue electo por primera vez en 2004 y reelecto en 2016, fue arrestado por las autoridades federales por un esquema de empleados fantasmas. Señales de que del Valle era objeto de investigación llevaron a los electores progresistas del distrito a escoger a Yazzer Morales Díaz como su candidato por amplio margen. Este comienza la campaña como el favorito para retener el escaño. Finalmente, Pedro Julio Santiago (PNP-10) representa un distrito que se compone enteramente de Toa Baja. Este entró a la Cámara en 2013. Aunque Santiago no gana por los mismos márgenes que su antecesor y actual alcalde Betito Márquez, debería retener el escaño.

Alcaldías

En cuando a las alcaldías, de las cinco, cuatro deben ser ganadas cómodamente por el PNP. Ya me había expresado sobre la alcaldía de Guaynabo cuando hice el análisis del Distrito de San Juan.

En Cataño, Félix Delgado aspira a un segundo término, mientras que, en Bayamón, Ramón Luis Rivera, aspira a un sexto término. Ninguno de los dos debe tener problemas. Cataño y Guaynabo son los únicos dos municipios donde el PNP nunca ha perdido la gobernación. El PNP perdió la alcaldía de Cataño en 2008, a pesar del llamado “tsunami azul” debido a los problemas de corrupción que enfrentaba el entonces alcalde Wilson Soto y luego de su derrota el PNP se dividió, ocasionándole la derrota a Delgado en 2012, donde perdió luego de un recuento. Unido una vez más el PNP en 2016, Delgado le dio una paliza electoral al alcalde popular. En Bayamón, alguien llamado Ramón Luis Rivera ha ocupado la silla municipal por los últimos cuarenta y cuatro años y basado en las tendencias electorales, en 2020 debe continuar la racha. Toa Baja debería ser retenida por el PNP en manos de Bernardo Márquez, quien es alcalde desde 2017.

En Toa Alta, la historia es curiosa. Evidentemente Toa Alta es un municipio con una mayoría de electores PNP. Eso queda demostrado por el hecho de que desde el año 1988 el candidato a gobernador del PNP ha perdido Toa Alta apenas en una ocasión, el año 2000 y eso fue porque los electores del exalcalde interino y entonces candidato independiente David Rosa votaron en contra de Carlos Pesquera en venganza por su apoyo al entonces alcalde Ángel Marrero Hueca. Sin embargo, en las últimas dos elecciones, el PNP ha perdido la alcaldía frente a Clemente Agosto. En 2016 yo estaba convencido de que el entonces representante Ángel (Gary) Rodríguez le iba a ganar cómodamente a Agosto, pero para mi sorpresa este último prevaleció. Esta vez, el candidato es Héctor J. Collazo Ayala. Agosto debería tener una ventaja por ser incumbente, aunque me llamó la atención que Toa Alta fue el único municipio donde un alcalde popular tenía primarias donde fueron más progresistas a votar que populares.

Luego de terminar este análisis, el saldo es que todo en Distrito de Bayamón se debe quedar igual en 2020, a menos que ocurran eventos que cambien los muñequitos. De hecho, a nivel de la gobernación, Pedro Pierluisi (PNP) debe prevalecer sobre Carlos Delgado Altieri (PPD) en los cinco municipios del distrito.

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.