Connect with us

CRÓNICAS

“PULSO ELECTORAL” – Giovanni Boschetti

Parte I de VIII

Published

on

Por: Giovanni Boschetti

NOTA: Las elecciones generales del año 2020 sería la tercera vez que hacemos este ejercicio, no de hacer predicciones, pero de evaluar políticamente los distritos y municipios de acuerdo con su trayectoria e historia electoral. Un distrito o municipio “SAFE” es uno donde determinado partido tiene casi un récord perfecto de victorias. Uno “LIKELY” es uno donde es más probable que no que un partido gane, mientras uno “LEAN” es que, aunque se inclina más de un lado que de otro en el espectro político, existe la posibilidad de que pueda estar en juego. Finalmente, un distrito o municipio que es “TOSS-UP” es uno donde cualquier cosa puede pasar en las elecciones. Cada día, ese tipo de municipio o distrito tiende a ser menor, habiéndose afincado durante los últimos treinta años los dos partidos principales en sus respectivos bastiones.

¿Está eso escrito en piedra? La contestación es que no. Además de las variables tradicionales en la política puertorriqueña, hay una nueva un tanto difícil de predecir y esa es qué partido ha perdido más electores con los movimientos migratorios que ha habido en Puerto Rico. Estaremos atentos a eso.

Distrito Senatorial I (San Juan)

Resumen

Este distrito se compone de dos escaños senatoriales, los distritos representativos 1 al 5, así como de las alcaldías de San Juan, Aguas Buenas y Guaynabo.

Senado

El distrito senatorial de San Juan ha sido ganado por el PNP en once de las tres elecciones en las que ha participado, perdiéndolo solo 2000 y 2012. A pesar de que este distrito tiene una tendencia tan PNP, con el pasar del tiempo, la disminución en las ventajas del PNP en los precintos 1, 3 y 4, sumado al aumento en el margen del PPD en el precinto 2, lo han convertido en uno bastante competitivo.

En noviembre, el senador y vicepresidente del Senado, Henry Neumann Zayas (PNP) aspira a un segundo término, acompañado en la papeleta por la comerciante Nitza Morán. Estos no deberían tener problemas en retener ambos escaños para el PNP.

Cámara de Representantes

Dado los resultados de 2016, queda claro que ninguno de los cinco distritos de San Juan están 100% garantizados para ningún partido. Los números me indican debilidades para los dos partidos en los cinco distritos. Los cinco representantes de este distrito, Eddie Charbonier (PNP-1), Luis Raúl Torres (PPD-2), Juan Oscar Morales (PNP-3), Víctor Parés (PNP-4) y Jorge Navarro (PNP-5) aspiran a la reelección en 2020. De estos, los dos que más seguros están en sus puestos son Charbonier y Navarro.

En el caso de Charbonier, que aspira a un segundo término, éste representa uno de los distritos que el PNP nunca ha perdido. El distrito 1 se compone de El Viejo San Juan y Santurce (que incluye sectores tan lujosos como Condado, Miramar, Punta Las Marías y Ocean Park, como humildes como Llorens Torres, Villa Palmera y Tras Talleres. Navarro, por su parte, que aspira a un quinto término, representa los campos de San Juan y Guaynabo, así como el municipio de Aguas Buenas.

De los populares, Luis Raúl Torres, que aspira a un sexto término, debería estar bastante seguro en el precinto 2, que se compone de Hato Rey y una parte pequeña de Río Piedras. Su fuerza está en las dos unidades controladas por los feligreses de la religión mita.

Aunque los precintos 3 y 4 siempre habían sido bastiones del PNP, en 2012 por primera vez en la historia el PNP los perdió y aunque en 2016 los recuperó, no fue con la misma contundencia. Tanto Juan Oscar Morales, que aspira a un segundo término, como Víctor Parés, que también aspira a un segundo término completo, se han destacado por su labor legislativa este cuatrienio, por lo que deberían gozar de la ventaja de ser incumbentes, pero al menos el precinto 4 se ve mucho más competitivo que los demás, dado sus cambios poblacionales. De hecho, el precinto 4 de hoy, no es el mismo de la época de Edison Misla Aldarondo. A pesar de que los precintos 1 y 3 se han quedado más o menos iguales desde la época de los noventas, con el pasar del tiempo, el precinto 2 ha ido absorbiendo el antiguo precinto 4, mientras que el 4 ha ido absorbiendo el 5. Es muy posible que para el Censo 2020, el precinto 5 hasta desaparezca si continúa este patrón. Eso quiere decir que el precinto 4 está recibiendo muchas unidades populares de lo que era el precinto 5, mientras el 2 está recibiendo unidades PNP de lo que era el 4. Eso convierte ambos precintos en más competitivos.

Alcaldías

En lo que respecta a las alcaldías, los alcaldes de Guaynabo, Ángel Pérez Otero (PNP) y Aguas Buenas, Javier García Pérez (PNP) no deberían tener problemas en lograr la reelección a un segundo término cada uno. En el caso de Guaynabo, si bien es cierto que Pérez enfrentó una primaria fuerte, ganó la misma de manera contundente y los PNPs en Guaynabo no están ajenos a primarias fuertes, aún en la época de gloria de Héctor O’Neill.

San Juan es otra historia. La actual alcaldesa Carmen Yulín Cruz aspiró a la gobernación y no a la reelección, fracasando en su intento por amplio margen, llegando tercera hasta en San Juan.

Para esta contienda se enfrentan los senadores Miguel Romero (PNP-San Juan) y Rossana López (PPD-Acumulación), el representante Manuel Natal (MVC-Acumulación), así como Adrián González (PIP) y Nelson Rosario (PD). Romero, que lleva trabajando a San Juan desde el cuatrienio pasado, tiene una clara ventaja sobre López. Otra cosa que ayuda a Romero y perjudica a López es el evidente estado de deterioro que tiene la ciudad capital. El problema ha sido que la actual alcaldesa puso como su prioridad sus continuos y constantes viajes a Estados Unidos a participar de la política nacional, en detrimento de las necesidades de sus constituyentes. Desde el aspecto estético de la ciudad, hasta los programas del municipio, la gestión de la alcaldesa ha sido un fracaso, admitido por los propios miembros de su partido. En términos de presencia, Romero siempre da cara y se ve muy seguro de sí mismo y de sus conocimientos de administración pública. López, por su parte, ha estado mayormente ausente de esta campaña, dejando un espacio vacío a otro candidato que ha estado más que dispuesto a ocuparlo.

En esta contienda el “wild card” es la candidatura de Natal. Ciertamente, toda la evidencia que he visto es que Natal está halando votos del PPD y del PIP, particularmente gente joven, lo que nos hace preguntar si en efecto, está en contienda. Su anuncio de que su naciente partido ha logrado la inscripción de miles de jóvenes parecería confirmar esa aseveración. La pregunta de seguimiento sería: inscritos ya esos jóvenes, ¿saldrán a votar el día de las elecciones? La juventud puertorriqueña es notoria por mantenerse apáticos el día de las elecciones. ¿Será el 2020 distinto? En menos de dos meses sabremos la respuesta a esa contestación.

De momento, no tengo por qué dudar de que la alcaldía de San Juan es una contienda en la que Miguel Romero se ve como el favorito para ganar.

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.