Connect with us

CRÓNICAS

“Charlie Delgado no es sincero y los estadistas tenemos que estar unidos y militantes” – José Manuel Saldaña

Published

on

Por: José Manuel Saldaña

El pasado lunes, en una entrevista que le hiciera el periódico El Nuevo Día a Carlos Delgado Altieri, ante una pregunta sobre atender el asunto del estatus, este manifestó que manejar la ideología ahuyenta a algunas personas por lo cual el asunto del estatus lo manejará él dentro del partido, ya que, además, “este asunto no tiene eco en Washington”. Ya este señor, desde los debates con sus compañeros de partido, nos acostumbró a dar evasivas para tratar de enviar mensajes que confundan al pueblo. Él sabe que ya su partido se definió por La Libre Asociación/Independencia, pero no lo quiere admitir pues necesita retener los votos de estadolibristas pro-americanos, particularmente los no independentistas dentro de su propio partido para tratar de prevalecer en las elecciones. Su partido desde hace tiempo perdió gran parte de la base que en antaño tuvo. Pero veamos cómo es que este señor trata de engañar.

El domingo 28 de agosto del 2016, el PPD dirigido por David Bernier como candidato a la gobernación y siendo Charlie Delgado Vicepresidente del PPD, en la Asamblea de Programa  de ese  partido se aprobó mediante la siguiente declaración la Libre Asociación/Independencia: “El PPD abogará se incluya en cualquier proceso de consulta o negociación sobre el destino político final del pueblo de Puerto Rico una nueva relación política de Asociación por convenio entre los Estados Unidos de América y el pueblo de Puerto Rico. Esa nueva relación política estará cimentada en cinco puntos: claramente no colonial y no territorial, fundamentada en la soberanía del pueblo de Puerto Rico, cónsona con el derecho internacional y la experiencia constitucional norteamericana; que afirme y ensanche el ámbito de gobierno propio de los puertorriqueños; que preserve el vínculo de la ciudadanía americana por nacimiento; que afirme y preserve la identidad nacional puertorriqueña y  que afirme y desarrolle la presencia internacional”. Esa es una clara descripción de la Libre Asociación, que es la independencia tal como contundentemente lo han afirmado los informes presidenciales, el congreso, los tribunales y la Secretaría de Justicia Federal. 

En un mensaje ofrecido en Mayagüez el pasado 18 de febrero de 2020, en conmemoración del natalicio de Luis Muñoz Marín, Aníbal Acevedo Vilá candidato a Comisionado Residente y líder ideológico de ese partido, manifestó lo siguiente: “El camino tiene que ser el establecimiento de una relación de libre asociación, llamada Estado Libre Asociado Soberano, fuera del alcance de la cláusula territorial, fundamentada en la soberanía y dignidad del pueblo de Puerto Rico y con el vínculo jurídico y afectivo de la ciudadanía americana”. Eso es obviamente lo que Aníbal va a gestionar en Washington DC de resultar electo.

En ningún momento hemos escuchado a Delgado Altieri desautorizar a su compañero de papeleta -a pesar de que lo detesta- respecto a esas declaraciones, por lo cual tenemos que concluir que concurre con ellas ya que eso ha sido discutido dentro de esa colectividad y que las manifestaciones en la entrevista es otro intento de tratar de no decir nada que pueda parecer controversial como lo hizo en los debates cuando prefirió callar ante todo lo que se le cuestionó.

En solo unas décadas -poco a poco- muchos populares se fueron convenciendo de que aquello que se les vendió en la década de los 50 de un Estado Libre Asociado con poderes autonómicos y capacidad de crecimiento fue un engaño, una tomadura de pelo. Los poderes de la metrópoli de diferentes formas y maneras, a lo largo de los años le dejaron saber al PPD lo que verdaderamente es Puerto Rico: un territorio no incorporado bajo los poderes plenarios del congreso (una colonia)Que para salir de la cláusula territorial -dejar de ser colonia- solo existen dos maneras: la estadidad o la independencia. Que la Libre Asociación, que proponen y quieren vender como opción de crecimiento, no es otra cosa que la independencia. Así lo señala taxativamente el informe de la Casa Blanca de Obama: “La libre asociación es un tipo de independencia  Un pacto de libre asociación establecería un acuerdo mutuo que reconocería que Estados Unidos y Puerto Rico están estrechamente ligados de las maneras específicas que se detalla en el pacto  Los pactos de este tipo se basan en la soberanía nacional de cada país, y cada nación puede unilateralmente poner fin a la asociación  La libre asociación produciría un Puerto Rico independiente …”

Así también lo señala la carta del Departamento de Justicia Federal (Office of the Deputy Attorney General, Washington, DC.) del 13 de abril de 2017, dirigida al Gobernador Ricardo Rosselló previa al plebiscito del 2017:Los electores mal-pueden percibir que esta diferencia podría sugerir que la Libre Asociación es un ELA Mejorado, (Enhanced Commonwealth) como opción, cuando la realidad es que ambas elecciones resultarían en la Independencia completa y sin trabas; y ambas requerirían una evaluación Congresional con varios asuntos que se relacionan con la ciudadanía.”

Esos mismos poderes se encargaron de desmentir que había posibilidades de crecimiento dentro del ELA; o sea, de moverse hacia un ELA Mejorado o Soberano. De diferentes maneras, claramente les han dicho que la constitución no lo permite. Todos los informes presidenciales sobre Puerto Rico señalan que el ELA Mejorado (Enhanced Commonwealth) no es constitucionalmente viable.  Veamos lo que dice el informe de la Casa Blanca de Presidente Bush del 2007 en la pagina 6: “La constitución de los EEUU no permite un nuevo ELA porque la constitución solamente permite bajo la soberanía de los EEUU un estado o un territorio gobernado bajo la autoridad del congreso.”

Así pues, el PPD se encuentra hoy en una encerrona, en un callejón sin salida, sin posibilidades de crecimiento alguno que no sea hacia la Libre Asociación/Independencia, a la que lo llevan los soberanistas que hoy lo dominan o hacia la estadidad. Lo demás son discursos románticos, fantasiosos, patrioteros llenos de mentiras para continuar engañando a incautos y seguir algunos beneficiándose de lo poco que queda de la colonia, que ya no da más.

Ahora bien, en cuanto a lo que señaló Delgado Altieri respecto a que en Washington no quieren bregar con el tema del estatus porque es un asunto de voluntad política y allí no la hay. Tenemos que ilustrar a este señor. No podemos seguir pensando que en el congreso habrá voluntad política para actuar sin que nosotros le hagamos sentir la necesidad de actuar. Ese cuerpo político no actúa a menos que lo sienta necesario, a menos que reciba una fuerte presión de la opinión pública. La colonia tiene que ponerle la presión a la metrópolis para que esta actúe. Así lo hicieron los negros para conseguir la igualdad en derechos civiles e igualmente las mujeres para lograr el voto. Para eso celebraremos un plebiscito el 3 de noviembre y si como se anticipa, saldrá triunfante el Si -o sea, la estadidad para la isla- ya veremos al gobernador Pierluisi y a la Comisionada Residente Jenniffer González poniéndole la presión al congreso para que acepte la voluntad del pueblo. Recuerde el pueblo de Puerto Rico que en la más reciente encuesta Gallup de opinión pública, el pueblo norteamericano favoreció en 63 % la estadidad para Puerto Rico. Ese Congreso tiene que actuar si recibe la presión necesaria por parte de sus constituyentes y esa la tendrá.

Ya sé que muchos populares dirán que ese plebiscito de noviembre no tiene aval congresional. Les recuerdo a esos que así piensan y pretenden sabotear el plebiscito, que la inmensa mayoría de los territorios que advinieron a la estadidad lo hicieron después de haber celebrado una gran cantidad de plebiscitos sin aval congresional alguno, poniéndole la presión necesaria al congreso hasta con el plan Tennessee.

El otro argumento clásico que los populares esgrimen, y que Delgado recoge en la entrevista, es el de que primero hay que bregar con el desarrollo económico antes de tratar el asunto del estatus. Esa es la excusa que siempre han utilizado los populares para no definirse respecto al estatus. Esto se los refutó el último informe del 2011 de la Casa Blanca de Obama cuando señala sin ambigüedad (Pag. 30) que “la incertidumbre sobre el estatus está frenando a Puerto Rico en materia económica… la identificación de la manera más eficaz de contribuir a la economía de Puerto Rico depende de la resolución de la fundamental cuestión del estatus. En resumen, el bienestar económico a largo plazo de Puerto Rico mejoraría considerablemente con una pronta decisión sobre el asunto del estatus.”

Todos los territorios -sin excepción- que han advenido a la estadidad han logrado desarrollo económico extraordinario. Todos han estado mejor como estado que como territorio. Ahí está el caso del ultimo estado isla Hawái. En Puerto Rico ocurrirá lo mismo.

Esa idea de no tocar el estatus hasta resolver los problemas fiscales y económicos la promueve Aníbal Acevedo Vilá activamente en el congreso donde al mismo tiempo promueve -con cabilderos- hacerle cambios al ELA para constituirlo en un ELA Soberano que es la Independencia.

Ahora, ante la inminente llegada de las elecciones y la necesidad de ofrecerle al pueblo un programa de desarrollo económico y social, así como candidatos probos y valientes para ejecutarlo, el PPD pretende ser cualquier cosa para cualquiera, una mogolla, un vente tú donde quepa hasta la gata. Por terror a definirse claramente hacia la estadidad o la independencia, no tienen nada que ofrecer para resolver este serio problema económico social y de inferioridad política que no sea oponerse a la estadidad.

Luego de los debates y de la entrevista con el Nuevo Día, Charlie Delgado Altieri confirmó lo que la Yulín señaló en el último debate: que él es un independentista miedoso que usa el subterfugio de soberanista por no decir que es -desde hace tiempo- un independentista melón. Con unos llamados lideres quemados y cobardes que no inspiran a nada que no sea el rechazo y finalmente el sepulcro del partido, ante la desesperación se encaminan a hacer alianzas o mogollas con Lucifer y cualquiera o con todos los grupos antiamericanos de la isla para tratar de detener la estadidad. Mucho ojo al liderato estadista. Estemos alertas, bien unidos y militantes.

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.