Connect with us

CRÓNICAS

“PRIMARIAS WANDEMONIADAS” – Lcdo. Luis R. Dávila Colón

Published

on

Por: Lcdo. Luis R. Dávila Colón

A Primera Hora se informa que la Gobernadora Wanda Vázquez considera fabricar casos criminales a los funcionarios que divulgaron o filtraron resultados de las primarias de ayer, en supuesta y alegada violación del nefasto Acuerdo de los presidentes de los partidos mayores para suprimir el evento primarista.  No me extraña porque, en eso de repartir culpas y de fabricar casos criminales, doña Wanda tiene par de doctorados y maestrías que la han convertido en la gobernante más déspota y vengativa de nuestra historia.  Con su enfermiza mentalidad de fiscal Torquemada, la Gobe es capaz de radicarle cargos hasta a una chancleta que obstruya su paso.

Wanda es una virtuosa en zapatearse de responsabilidad y carpetear enemigos.  La noche de las primarias llegó a culpar a su rival Pedro Pierluisi, por supuestamente haberle reclamado derechos al Presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).  Imputación que el propio Presidente del PNP dijo que no había nada malo con ello.  Mientras eso sucedía, salían fotos divulgadas por el mismo oficialismo del Presidente del PNP, Thomas Rivera Schatz, inspeccionando personalmente las tareas de preparación de materiales electorales y maletines en los cuarteles generales de la Comisión Estatal de Elecciones. 

Y es que Wanda Vázquez ha convertido el revanchismo y la venganza en una práctica de usanza regular en su partido-gobierno.  Esa mala costumbre ha contagiado a sus más allegados acólitos y seguidores que quieren aplicar la famosa Ley de Herodes de “el que se opone se jode”, a cualquier hermano o rival que los contradiga.  No importa si le haya servido, o si es adversario.  Es como si se creyeran de verdad el cuento de que la venganza es dulce.  Porque como el azúcar, la adicción a la venganza requiere más y más dosis según se dispensa.  La endiablada venganza genera odio, que genera desquite, que produce desagravio, represión, vendetta, expiación, castigo y retaliación, tornándose en una viciosa espiral de odio y destrucción.

El ser vengador es totalmente lo opuesto al ser reconciliador.  La venganza conlleva rencor, mezquindad y un alto grado de morbo en el desquite.  Mientras que la concertación conlleva amor, olvido, perdón, magnanimidad, gracia y una capacidad de escuchar y pactar.  Dotes que la Gobernadora nunca ha exhibido.  Por el contrario, durante el año de su desgobierno como líder la Gobernadora lo que ha proyectado es lo más oscuro y perverso de la naturaleza política.  Con eso no se ganan elecciones.   

Cuando la Gobernadora culpa a Pierluisi por lo que la prensa llamó “ultraje”, “fracaso total”, “caos” y “atraco a mano armada” de por supresión del evento primarista, en realidad lo que está proyectando es un reflejo de ella misma.  Después de todo, solo hay que preguntar quién es su mayor benefactor, quién controla el PNP, a quién responde la Comisionada Electoral del PNP, quién domina la Comisión Estatal de Elecciones, quiénes impusieron la nueva Ley Electoral y el Reglamento de Primarias, quiénes pactaron el acuerdo de amordazar los resultados, quiénes corren la CEE y para beneficio de quién está armada toda esta maquinaria electoral.  La contestación es obvia: no es para Pedro Pierluisi; es por ella.

El caos en la primaria tiene nombre y apellido.  Y las responsabilidades son solidarias y mancomunadas y se reparten por todos lados.  La partidocracia, la falta de democracia en los partidos, el culto ciego al Wandismo, más un sistema electoral que nos cuesta $50M por cuatrienio y que durante 40 de los 48 meses lo que hace es virar huevos, son razones a las que también se les debe atribuir culpas.

Las quejas, al cuartel.  En última instancia, como Jefa Suprema del PNP y su tinglado electoral, la Gobernadora y su equipo son los responsables del desbarajuste del domingo. 

Hay un problema adicional con la Ley del Talión que aplica sin controles la Primera Ejecutiva.  Como dice el viejo refrán, “el ojo por ojo lo único que deja son ciegos y tuertos”.  La Gobernadora y su séquito no entienden que, en un momento en que la independencia acecha y el PNP es una especie en peligro de extinción, todos y cada uno de los componentes en su partido, aliados y rivales, son tan indispensables como el otro.  Tan necesarios son los Wandistas, como los Pierluisistas como los Rossellistas y, como ella, uno que otro objeto volador no identificado. 

Echar culpas, pedir renuncias a mansalva y fabricar casos a funcionarios cuyo pecado ha sido cumplir con la ley y reglamentos electorales, lo que hace es crear del amigo, un enemigo. 

A los penepés parece que se les olvidó que tu peor enemigo puede resultar ser tu mejor amigo.  Ya lo dice el viejo refrán español, “ayer cueras, hoy comadres” …

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.