Connect with us

CRÓNICAS

“Plebiscito Sí o No con o sin aval federal” – Dr. José Manuel Saldaña

Published

on

Por: Dr. José Manuel Saldaña

En Carta de Héctor Ferrer (QEPD) enviada en diciembre de 2012 al entonces gobernador electo Alejandro García Padilla, Ferrer le solicitó a este que considerase la posibilidad de realizar un nuevo plebiscito, esta vez para que los electores expresen si deseaban o no la estadidad como estatus político. “Como el Partido Popular Democrático (PPD) está en el poder, yo haría las gestiones para que el plebiscito fuera estadidad Sí o No” señaló Ferrer.

Más tarde, el 4 de julio de 2014, en carta enviada al liderato de su partido  y difundida en los medios, Héctor Ferrer propone una consulta estadidad sí o no como medida para derrotar en las urnas el crecimiento de la estadidad entre los electores boricuas.

El próximo 3 de noviembre del 2020 se llevarán a cabo las elecciones y, conjuntamente, se ha legislado la celebración de un plebiscito estadidad si o no. Este plebiscito ya ha sido protestado y amenazado con ser boicoteado por el actual liderato popular, a pesar de que el pasado presidente del PPD Héctor Ferrer (QEPD) retó al gobernador Ricardo Rosselló a llevar a cabo un plebiscito estadidad Sí o No. Nada, que cualquier excusa es buena para el PPD no exponerse a una derrota, pues un triunfo contundente del Si y un triunfo contundente del PNP nos pondrá concretamente en camino hacia la verdadera y única unión permanente y opción de desarrollo económico y progreso social… la estadidad con la igualdad de derechos beneficios y obligaciones que ella conlleva.

Por el contrario, una decisión equivocada que lleve al triunfo del No y del PPD, con una muy probable papeleta de Carmen Yulín Cruz (reconocida socialista admiradora de Chávez) o a Charlie Delgado (reconocido independentista) y Aníbal Acevedo Vilá (independentista y miembro activo de la Internacional Socialista), apoyados por todos los grupos separatistas antiamericanos locales y del exterior, nos llevaría directa e irremediablemente a una asamblea constituyente convocada por ellos una vez ostenten el poder de la gobernación y la comisaria residente. Esta sería una asamblea amañada diseñada para que el resultado sea la petición al congreso de la independencia disfrazada de libre asociación. La Libre asociación es la independencia como lo señala taxativamente en la página 27 el Informe del Grupo de Trabajo de Casa Blanca de Obama sometido en marzo de 2011.

En carta enviada recientemente, el Departamento de Justicia federal no autorizó utilizar los fondos anteriormente asignados en una legislación  para esos fines. A todos nos gustaría que el próximo plebiscito tenga el aval federal, no solo del Departamento de Justicia sino del congreso y del presidente. Pero hay una realidad y es que la colonia no puede esperar a que la metrópolis decida de entre todas los asuntos de importancia que tiene ante sí para entonces darle la atención que merece Puerto Rico y su situación colonial. La colonia tiene que ponerle la presión a la metrópolis para que esta actúe, para que sienta que tiene que ser una prioridad resolver el serio problema de derechos civiles de ciudadanos americanos que por más de 120 años la nación que dice ser la líder mundial de la democracia y defensora a ultranza de los derechos civiles mantiene a 3.3 millones de ellos tratados como ciudadanos de segunda clase en la colonia más antigua del mundo. Asi lo señaló el Expresidente Obama en el mensaje que ofreciera en el funeral del Congresista John Lewis el pasado viernes.

Si no se le pone todo tipo de presión a la metrópolis, esta no le adjudicara la prioridad que nosotros, los estadistas, sentimos que debe tener para resolver este fundamental asunto. Nos toca a nosotros dejarnos sentir en toda oportunidad y foro que surja y que sea conveniente y necesario. Asi lo hicieron los negros y las mujeres cuando lucharon por sus derechos y asi tenemos que hacerlo nosotros para acabar con esta denigrante situación colonial. Vamos a poner la presión que sea necesaria cuantas veces sea necesario y allá la metrópolis que reaccione.

Ningún territorio ha logrado la estadidad sin forzar a la metrópolis a actuar.  De hecho, 8 territorios que hoy son estados utilizaron el plan Tennessee como mecanismo de presión adicional. Y este es el mejor momento para presionar, pues la última encuesta nacional Gallup reveló hace tres meses que el 66 % de los norteamericanos quiere que PR se convierta en estado. Vamos a ponerle la presión a la metrópolis para que ese pueblo norteamericano del continente le ponga la presión al congreso para que este actúe. A votar Sí en el plebiscito. Ahora con más firmeza vamos pa’lante.

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.