Connect with us

CRÓNICAS

“LICENCIA PARA LA IMPUNIDAD” – Fabiola Blondet

Published

on

Por: Fabiola Blondet, Productora Radial

Las reglas sociales, respetar la ley y mantener el orden, deben formar parte de una sociedad saludable. Cuando estas se aplican “dependiendo quién y no independiente de quién”, se afecta el equilibrio y la credibilidad en el sistema. 

Vivimos en una sociedad con diversidad en creencias, preferencias, estilos de vida e ideologías, en la que cada persona aspira a vivir en paz, ser respetado en sus derechos, luchar por sus metas y ser feliz. No debe existir excepciones, ni diferencias, para disfrutar de lo más básico que puede aspirar todo ser humano: convivir con respeto y sentirse seguro. 

Cuando se invade el espacio y dignidad de una persona como muestra de rechazo a sus creencias o estilos de vida, también afecta el mismo espacio y dignidad que se aspira para sí mismo. El derecho de una persona no debe estar por encima del derecho de otra. 

¿En cuántas protestas sectores ideológicos de izquierda utilizan como mecanismos de expresión “todo por la causa” mientras destruyen propiedad privada? En muchos casos, pequeñas y medianas empresas puertorriqueñas, que trabajan dignamente para sobrevivir, se han visto afectadas. 

Violentan la ley y provocan daños, porque “la causa” les da licencia para justificar sus actos declarándolos héroes de la patria; aun cruzando la línea de respeto que debe existir entre seres humanos. 

¿Cómo la sociedad y la ley juzgan sus acciones? ¿Cuáles son las consecuencias de sus actos?

Luchar por la dignidad implica también respetar la dignidad de otros. 

Recientemente, Pedro Julio Serrano, un incansable luchador y defensor de derechos civiles, violentó la dignidad de su pareja, quién lo acusó de agresión sexual. Si el acusado de agresión sexual hubiera sido alguien identificado con ideologías de derecha, en estos momentos tendríamos marchas y protestas solicitando el despido inmediato de esta persona, más sería noticia diaria en todos los medios noticiosos para crear presión. Aquí se puede observar claramente la doble moral por parte de estos sectores. ¿Acaso han mostrado compasión y solidaridad por la víctima agredida? No lo han hecho, lo dejaron solo. Las únicas expresiones de apoyo fueron para Pedro Julio, alegando que confían en él. En este caso, se puede observar cómo se aplica la presunción de inocencia de la opinión pública “dependiendo quién” …

El sistema de justicia está haciendo su trabajo, la sociedad está consternada y, mientras tanto, Pedro Julio está suspendido con sueldo. Prácticamente de vacaciones con paga.

Si Pedro Julio se identificara con la ideología de derecha, ¿estaría suspendido con sueldo o estarían los sectores de izquierda realizando protestas y marchas masivas para su despido inmediato? ¿Dónde están Ricky Martin y René Pérez exigiendo el despido inmediato de Pedro Julio por agredir a un miembro de la comunidad LGBTTIQ? Conocemos la respuesta. 

Independiente seamos de izquierda o derecha, la ley, el orden y el respeto se deben aplicar igual para todos.

Continue Reading

Copyright © 2020 Ojo al Medio. LLC.